fbpx

Qué visitar

Sant Feliu de Pallerols

Etapa Carrilet I

Ruta del Carrilet I

1. MOLÍ DE LA CONQUETA

La importancia de los molinos harineros y batanes de Sant Feliu de Pallerols, y de todo el país, ha sido capital desde tiempos antiguos. Sant Feliu era una “tierra de molinos”, dada la riqueza que ya entonces representaba la abundancia de agua y el uso que podía darse a su corriente con fines industriales.

El Molí de la Conqueta se menciona por primera vez el año 1310 y es muy interesante por el estudio de la evolución del núcleo urbano de Sant Feliu de Pallerols. Este molino es, en 1533, harinero y batán, pero durante casi cien años no tenemos noticias de él, hasta el 1649 concretamente, cuando la villa de Sant Feliu amplió su área urbana. Al principio fue simplemente un pequeño molino harinero accionado por la fuerza hidráulica del agua recogida unos metros más arriba por una pequeña presa, “La Conqueta”, desde donde se conducía al molino mediante una acequia construida a la ribera derecha del torrente. Cumplió con su misión hasta finales de la década de los años 60, cuando fue clausurado.

Su historia es la de la villa de Sant Feliu de Pallerols y de La Vall d’Hostoles. Fue construido en época feudal y, después de haber vivido la totalidad del largo conflicto remensa, y a causa del mismo, su restauración permite a las generaciones presente y futuras conocer “in situ” cómo eran, para qué servían y cómo funcionaban unos instrumentos tan importantes en la vida medieval como eran los molinos harineros y batanes, así como cuál fue su activa participación en la formación del nacimiento de Cataluña.

El Molí de la Conqueta fue inaugurado el 18 de diciembre de 2011 con motivo de la Fira de Santa Llúcia y puede visitarse.

 

2. CASTILLO DE HOSTOLES 

Está ubicado en una colina rocosa a 590 m sobre el nivel del mar. Constituye un conjunto arquitectónico emblemático de la Historia de Cataluña. Imponente fortaleza medieval, hoy en proceso de rehabilitación con el fin de conservarlo y consolidarlo. En él se pueden ver algunas estancias y muros, la Torre de l’Homenatge y una magnífica cisterna del siglo XIII, siendo además una privilegiada torre de vigilancia con vistas de 360º sobre La Vall d’Hostoles.

El castillo del término de Hostoles era el centro de poder del señor feudal. Además de ostentar el poder de gobernar el valle, el feudal era amo de muchos cortijos y tierras de dentro y fuera del valle y su poder sobre los súbditos no tenía límites. A finales del siglo XII muchos vasallos del señor de Hostoles eren agricultores de remensa con obligación de residir en el cortijo.

Gerald de Rocabertí fue el último feudal del valle, ya que en 1419 el rey Alfonso el Magnánimo declaró La Vall d’Hostoles territorio real, con facultad de elegir cónsules y consejeros. La Vall d’Hostoles comprende la cuenca alta del río Brugent y forma tres valles laterales: Sant Iscle de Colltort, Aiguabella y Cogolls.

Los restos del Castell d’Hostoles que se aprecian actualmente son los del castillo remensa, preparado por Verntallat en el siglo XV. Pero evidentemente es mucho más antiguo. Cuando Eneas Miró pactó con el Conde de Barcelona (1060), el castillo era más pequeño, pero comprendía fortificaciones exteriores.

 

3. VOLCANES DE ST MARC Y PUIG ROIG

La gran falla de Hostoles y sus secundarias provocaron el volcanismo que afectó a las comarcas de La Garrotxa, La Selva y L’Empordà. En La Garrotxa, la actividad volcánica se concentró en la cuenca del río Fluvià, dentro de la zona olotense, y las cuencas del Llémena y del Brugent. Sant Feliu tiene una gran representación de volcanes: el Fontpobra, la Tuta y Can Tià en Sant Iscle de Colltort (dentro del Parc Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa), el de Sant Marc o Artigues Roges y el Puig Roig, justo en medio de la falla de Hostoles. També está el volcán Traiter.

Los volcanes de Sant Marc y del Puig Roig son los más modernos de La Vall d’Hostoles con una antigüedad de entre 30 000 y 28 000 años. Se encuentran en la falda de la Serra de la Salut, a la ribera derecha del río Brugent. El volcán de Sant Marc o de Artigues Roges tiene una altura relativa de 130 m. Tiene un cráter con forma de herradura, decantado hacia el NE. Es un volcán de tipo mixto, originado en tres etapas que finalmente dieron pie a una colada de lava que fue siguiendo la pendiente hasta llegar a los llanos del valle. En los parajes del volcán de Sant Marc se encuentra un pequeño oratorio con la imagen del santo. El volcán de Puig Roig fue una de las principales canteras de las cuales se extrajo la mayoría de adoquines del pueblo a principios de siglo. Actualmente se encuentra altamente desmantelado, aunque podemos observar la chimenea del cono volcánico gracias a la solidificación de la lava.

El itinerario 22 nos da la posibilidad de conocer los dos volcanes más cercanos a la villa de Sant Feliu de Pallerols y, a su vez, más apartados del núcleo central de la Zona Volcánica de La Garrotxa, donde se concentra el volcanismo más reciente. Esta ruta pasa por la cima y cráter del volcán de Sant Marc, donde se puede observar la falla del Brugent, responsable del volcanismo de La Garrotxa.

El tramo circular final del itinerario, en el volcán del Puig Roig, nos permite ver la cantera de basalto del Sesquer y finalmente también la gredera de Sant Marc, una antigua explotación de greda que pone al descubierto las diferentes capas de materiales originados por la erupción del volcán.

DirecciónSant Feliu de Pallerols (Town Hall)
Pl. el Firal, 23

Sant Feliu de Pallerols y el puente

Noticias