fbpx

El Secreto de PALAFRUGELL

Situado en plena Costa Brava, Palafrugell es el municipio más poblado de la comarca. La localidad de Palafrugell es el centro del municipio, que comparte con los núcleos rurales de Santa Margarida, Ermedàs y Llofriu; al pie de Les Gavarres, junto con los núcleos costeros de Calella, Llafranc, Tamariu y Aigua Xelida.

Palafrugell, una localidad dedicada tradicionalmente a la elaboración de tapones de corcho, destaca por su estratégica situación entre el mar y el interior

El foco principal se encuentra en las calles del centro, donde se concentra la actividad cultural y comercial. Además, se puede disfrutar de un paseo, accesible solo para peatones, por el casco antiguo del pueblo, y bordear la iglesia que queda muy cerca de la antigua muralla.
Palafrugell cuenta con monumentos históricos, como la torre de Sant Sebastià y la torre de Can Mario, y con el conjunto histórico del Port Bo de Calella; tres espacios que están reconocidos como bienes culturales de interés nacional. Este patrimonio, junto con otros espacios culturales, permite al visitante adentrarse en la historia cultural del municipio.

Kilómetros 4,23

Dificultad Mínima

Pavimento Asfalt i terra

Transporte Pie o en bicicleta

Tipo de secreto Históricos

Hasta fin del siglo XIX, en la costa mediterránea abundaban los piratas, provenientes de Turquía y Argelia, y los corsarios, excepto durante el breve periodo en el que los romanos tuvieron el dominio absoluto del territorio.

Así, la piratería era muy normal entre los pueblos marineros de todo el mundo, un complemento habitual de lo que hoy en día denominaríamos actividad comercial lícita.

Perdida la seguridad del Imperio romano, el litoral mediterráneo se convirtió en una zona peligrosa y se produjo una regresión hacia el interior: había que fortificarse.

Ante el creciente peligro corsario, a lo largo de los siglos XIV y XV se construyeron torres de vigía como puntos estratégicos y elevados para adelantarse a los ataques. Actualmente, podemos encontrar estas construcciones a lo largo de todo el litoral, desde Lloret hasta Llançà.

Cuenta una leyenda que, cuando los piratas se aproximaban a la costa, la primera torre encendía un fuego por medio de una hoguera y alertaba a las demás; así, entre todas iban creando una cadena de humo para que todos los pueblos costeros y de interior estuvieran advertidos. De este modo, tenían tiempo de prepararse, y todas las personas que vivían en las casas anejas a las torres se subían a ellas con una escalera, que era la única forma de entrar, y se encerraban en su interior hasta que el ataque había finalizado.

Sin embargo, las leyendas también cuentan que tanto los habitantes de las masías como los comerciantes y pescadores sufrían destrozos y a menudo sus demandas a los poderes políticos quedaban sin solucionar. Por lo tanto, ellos mismos tomaban las riendas y se enfrentaban directamente a los piratas.

Hoy en día, todavía pueden apreciarse las improntas de los piratas en la arquitectura defensiva.

Entre los siglos xiv y xviii, debido a los numerosos ataques procedentes del mar, de las naves piratas y corsarias al servicio del Imperio otomano, con base en Argel, se construyó una red extensa y efectiva de torres defensivas y de vigilancia. Así pues, Palafrugell, Mont-ras, Calella y la plana de Ermedàs y Santa Margarida heredaron un rico patrimonio en forma de elementos arquitectónicos como estas torres, anexadas a masías, que hoy en día pueden descubrirse a lo largo de esta ruta secreta.
Prácticamente todos estos elementos arquitectónicos están incluidos en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.
Puntos de interés de la ruta

Torre Roja

Declarada Bien Cultural de Interés Nacional (siglos XVI y XVII), está situada en el paraje de Els Lladrés. Es una masía fortificada construida con piedra de tono rojizo, de ahí deriva su nombre popular. En esta construcción pueden verse restos de un matacán en la segunda planta, casi en su punto más alto. Es la torre más visible, especialmente si se llega a Palafrugell desde la vía verde.

 

Mas Petit d’en Caixa

Es una propiedad de los siglos XVII-XVIII adosada a una torre de vigilancia. La torre del Mas Petit d’en Caixa es una construcción aislada ubicada a 200 metros de la iglesia de Sant Ramon.

 

Mas Sureda

La torre está situada a 300 m al sudeste del Mas Petit d’en Caixa y está unida al Mas Sureda. Está datada entre los siglos XVI y XVII, como la mayor parte de las torres de defensa y vigía del municipio, preparadas frente al ataque de los piratas turcos y argelinos.
Hoy en día todavía puede apreciarse la torre, respetada desde entonces, a diferencia de la masía, que fue demolida y sustituida por una de estilo neorrenacentista. La torre conserva aspilleras cuadradas a lo largo del cuerpo, así como otras aberturas distribuidas especialmente por la parte sudeste.

 

Iglesia de Sant Ramon

Edificación sencilla ejecutada con sillares graníticos, datada en el siglo XVI y restaurada. La fachada principal presenta un portal rectangular con una hornacina en la parte superior y en el centro un pequeño rosetón de estilo gótico florido. En lo alto se encuentra un campanario de espadaña formado por dos pilastras.

 

Mas Fina

La torre del Mas Fina (siglos XVII y XVIII) está situada junto a esta construcción, frente la iglesia de Sant Ramon d’Ermedàs. La torre está construida con sillares de granito. La torre, con una función defensiva, cuenta con aberturas estrechas y alargadas, por las cuales se podía mirar al exterior y disparar desde el interior.

 

Punto de interés no incluido en el Secreto

Santa Margarida

Santa Margarida también cuenta con una torre de vigía y de defensa fortificada datada entre los siglos XVI y XVII, unida con la masía conocida como Mas Espanyol. Cuenta con un matacán defensivo sostenido con ménsulas. La torre está en perfecto estado.

La crisis del siglo xvii no tardó en llegar y en 1638 los vecinos (que pasaron por alto el privilegio de que el rey Jaime I había otorgado a la villa en 1271) llevaron a cabo una revuelta contra las tropas castellanas que se alojaban dentro del municipio, lo que dio lugar al combate de Palafrugell. El alzamiento popular tuvo lugar el 20 de julio, día de Santa Margarita. La represión que se vivió fue bastante dramática. En 1640, al estallar la Guerra dels Segadors, las tropas castellanas quemaron 28 casas y saquearon la iglesia de Santa Margarida.

Situació vies verdes Tren Petit
Mapa secret Palafrugell
Ruta secret Palafrugell

Accede al Instamaps del Secreto

Acceder al mapa

Servicios turísticos