fbpx

El agua termal en Caldes de Malavella

Las surgencias de agua termal son un elemento singular de Caldes y han definido su carácter desde la antigüedad. Sus calles, plazas y jardines están llenos de elementos patrimoniales que reflejan un legado histórico forjado a través del estrecho vínculo entre estas aguas y sus aldeanos: las Termas Romanas, los balnearios, las casas modernistas, los espacios de paseo…

Actualmente, en Caldes de Malavella hay tres lugares donde aflora agua termal a una media de 56 °C:

  • El monte de las Ánimas, dentro de los terrenos de Vichy Catalan, donde encontramos el balneario y la embotelladora.
  • El monte de Sant Grau, donde están las fuentes de San Narciso y los Bullidors, las Termas Romanas y las embotelladoras San Narciso e Imperial.
  • El monte de las Moleres, donde encontramos la fuente de la Mina o Raig d’en Mel y la embotelladora Malavella.

En el término municipal de Caldes de Malavella hay singulares rutas de naturaleza señalizadas que comprenden más de 140 km de recorrido. En la llanura de la Selva, Caldes tiene una situación que permite la convivencia de elementos de tipo mediterráneo y centroeuropeo que le confieren una riqueza biológica poco común. El itinerario que nos lleva a San Mauricio y la vía verde Ruta Termal es de especial relevancia por su significado arraigado a Caldes.

Para más información: https://www.visitcaldes.cat/que-fer/

Dificultad Mínima

SECRETO: SANT MAURICI

Caldes de Malavella no existiría sin una leyenda sobre la espalda de su historia. Un lugar tan fantástico como Caldes, cuyos orígenes se pierden en el tiempo, donde la tierra ha hecho brotar unas aguas milagrosas y quién sabe si de origen fantástico también, nos ofrece —como no podría ser de otra manera— una de las leyendas más oídas y populares, que, según algunas voces, podría haber dado apellido al pueblo: la leyenda de la Malavella.

La leyenda de la Malavella se sitúa en el lugar mágico del castillo de la Malavella y de la ermita de Sant Maurici, lugar donde se venció una señora feudal, mala y vieja, para liberar a la población de Caldes de los abusivos impuestos a que los tenía habituados y también de la desaparición constante de los niños caldesinos. (Más información sobre la leyenda de la Malavella: www.festadelamalavella.com)

Para llegar a lo alto del monte de Sant Maurici, hay que seguir la ruta de BTT en Sant Maurici, una ruta circular de 8,6 km (la número 15 del Centro de BTT La Selva) que puede convertirse en lineal haciendo la vuelta por el mismo camino que a la ida, una vez se ha llegado a la cima, a unos 2 km del casco urbano.

Los secretos de la ruta de Sant Maurici:

1. El castillo de la Malavella
El primer dato documental de que se tiene constancia sobre el castillo de la Malavella es del 1054, a raíz de una escritura de tierras hecha por la condesa Ermessenda. Se lo conoce como «castro vetulo». Tres años más tarde, en 1057, se vuelven a tener noticias del castillo («castro quod dicunt Malavella») en un juramento hecho a la condesa Almodis, esposa del conde Ramón Berenguer I, hijo de Ermessenda.
El castillo se construyó en una zona elevada, de control del territorio. Su origen se debe a la repoblación de estas tierras siguiendo modelos feudales. Sus restos, que datan del siglo xii, son de color negro, un color que le viene de las piedras de basalto que forman el mismo cerro y constituyen los restos de una antigua chimenea volcánica.

2. Los afloramientos basálticos del monte de Sant Maurici
En Caldes de Malavella destacan varios afloramientos volcánicos. El más importante por sus dimensiones es el que se localiza en el monte de Sant Maurici, donde encontramos una chimenea volcánica por donde subieron y fueron emitidos el magma, los gases y los materiales de proyección. Esta chimenea está formada por cientos de prismas basálticos de hace 4,4 millones de años.
Se puede observar que las paredes del castillo se construyeron empleando estos prismas basálticos para aprovechar los recursos más inmediatos y, muy probablemente, para reducir los gastos de cantero.

3. La ermita de Sant Maurici
Es una construcción que se va edificando en diferentes etapas en la época medieval, debido a la necesidad de ampliar el aforo de la antigua capilla anexa al castillo de Malavella. Durante el siglo xviii se construyen la fachada y la escalinata y se le da una cierta majestuosidad, que antes no tenía. Funcionó, y aún lo hace, como centro de reunión de los habitantes de las proximidades, y es un lugar muy valorado por los vecinos de Caldes. Cada año, el 22 de septiembre (fiesta local, día de Sant Maurici), se celebra un concurrido encuentro, en el que tienen cabida celebraciones religiosas, una comida popular y audiciones de sardanas.

SECRETO: EL TRAMO URBANO DE LA RUTA TERMAL

La vía verde Ruta Termal debe su nombre al talante termal forjado a lo largo de la historia de Caldes de Malavella. Tanto es así que, siguiendo el itinerario por su tramo urbano, se pueden conocer fuentes de agua caliente, plantas de embotellado, balnearios y recursos patrimoniales que deben su existencia a esta singularidad del pueblo, como el balneario romano del monte de Sant Grau, los restos del municipio de Aquae Calidae y las edificaciones modernistas vinculadas al surgimiento de la actividad balnearia de finales del siglo xix.

En el centro del casco histórico se puede visitar el centro museográfico Espacio Aquae, que pretende dar una visión global de la realidad del municipio, desde la formación geológica de Caldes, pasando por la época antigua, hasta llegar a nuestros días, con la explotación industrial de las aguas y las excavaciones en el yacimiento paleontológico del Camp dels Ninots.

A escasos metros del itinerario urbano de la Ruta Termal también se puede encontrar la Oficina de Turismo, que es el punto de partida de varios paseos a pie por el centro histórico, como «Patrimonio y fuentes» y «Caldes en tiempo de guerras, de 1936 a 1945», con la historia de los marineros italianos y los espías nazis refugiados en Caldes a mediados del siglo xx.

Los secretos de la ruta de Sant Maurici en el núcleo de Caldes:

1. El centro museográfico Espacio Aquae
El Espacio AQUAE de Caldes de Malavella es un innovador centro museográfico ubicado en el antiguo castillo de Caldes, del que se conservan un lienzo de muralla y tres torres medievales. En el espacio museográfico se combina la investigación, la didáctica y la interpretación del patrimonio de Caldes. Un recorrido, a lo largo de 9 ámbitos expositivos, por el legado natural y cultural forjado a lo largo del tiempo por sus aguas.

Existe la posibilidad de contratar servicios de guía.
www.espaiaquae.cat | info@espaiaquae.cat | Tel.: 600 372 610

2. Las Termas Romanas y los jardines del Puig de Sant Grau

Las Termas Romanas son un monumento histórico declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Las termas se construyeron en el siglo i d. C. y son los restos mejor conservados del municipio romano de Aquae Calidae, el actual Caldes de Malavella. Actualmente, se conserva una extensa piscina y algunos restos de construcciones anexas, donde todavía se pueden observar los mecanismos de funcionamiento del agua, casi intactos.
El monumento está abierto y la entrada es gratuita, por lo que se puede recorrer de forma autoguiada con la ayuda de los paneles y las señalizaciones que se han instalado.

3. Las fuentes termales
Siguiendo el tramo urbano de la Ruta Termal encontramos tres fuentes de agua termal mineromedicinal, que brotan naturalmente del subsuelo a una temperatura media de 56 °C: la fuente de la Mina o Raig d’en Mel, la fuente de Sant Narcís y la fuente de los Bullidors.
Junto a la fuente de la Mina encontramos los lavaderos municipales, que se llenan con el agua termal que sobresale de la fuente. A mediados del siglo xx, durante la estancia de los marineros italianos refugiados, los lavaderos y sus tendederos se convirtieron en un punto neurálgico de la interacción entre aldeanos y recién llegados. Como relata el escritor Rafel Nadal en la novela El hijo del italiano, allí se crearon los primeros vínculos afectivos entre gente de una y otra parte de Europa.

4. Los balnearios
Caldes de Malavella es un pueblo termal histórico que ofrece por encima de todo tranquilidad y relajación. Los dos balnearios de prestigio de Caldes, de refinadas formas arquitectónicas, con detalles modernistas y neoclásicos, el Balneario Prats y el Balneario Vichy Catalan, lo acogen para que pueda disfrutar de sus tratamientos en el centro termal.

 

Servicios turísticos